martes, febrero 26, 2013

SISMO DE 5,2 GRADOS REGISTRADO EN REPUBLICA DOMINICANA

Un sismo de 5,2 grados en la escala de Richter sacudió el martes el este de República Dominicana, el más intenso en siete meses, pero no produjo daños materiales ni pérdidas humanas, según los primeros reportes de las autoridades.

Epicentro sismo 5,2 grados en Republica Dominicana, 26 de Febrero de 2013
El sísmo ocurrió a las 13:07 horas locales (17:07 GMT), y su epicentro fue registrado en el océano Atlántico, a 104 kilómetros de Bávaro, 207 kilómetros al este de la capital, según el Instituto de Sismología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que localizó el sismo en la latitud 19,4 norte-longitud 67,9 oeste.

El movimiento telúrico, que tuvo una profundidad de 56 kilómetros, fue sentido en importantes localidades del este dominicano, aunque un primer reporte del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que no había recibido reportes de daños en la zona de incidencia del temblor.

El 7 de julio de 2012, un sismo de 5,1 grados en la escala de Richter sacudió el sureste de República Dominicana. El movimiento fue localizado en la latitud 18,3 norte, longitud 71,2 oeste, a 30 kilómetros al norte de la ciudad de Barahona.

En enero de 2012, dos fuertes temblores de 5,4 y 5,3 grados sacudieron el noreste y sur de República Dominicana, y causaron la muerte de al menos una persona y heridas a otra, además de grietas en las estructuras de viviendas en las zonas afectadas.

El año pasado, un equipo de expertos dirigidos por William H. Bakun, científico emérito del Centro de Ciencias de Terremotos del Instituto de Geofísica de Estados Unidos, advirtió que República Dominicana y Haití, países que comparten la isla Hispaniola, "deben prepararse para futuros sismos devastadores en todo el sistema de la falla Enriquillo", que se encuentra al sur de ambos países.

El 12 de enero de 2010, un sismo de 7,3 grados en la escala de Richter sacudió Puerto Príncipe, la capital de Haití, causando la muerte de 222.570 personas, 1,5 millones de damnificados y pérdidas económicas por 7.900 millones de dólares.