martes, octubre 30, 2012

SANDY: EL RESTABLECIMIENTO DE ENERGIA TARDARA UNA SEMANA

El suministro de energía tardará una semana en ser restablecido en Manhattan, que sufrió un apagón el lunes por la noche a causa de la megatormenta Sandy, según informó este martes Con Edison, la compañía de abastecimiento eléctrico de Nueva York.

Esta explosión dejó sin suministro aproximadamente a 25.000 personas residentes por debajo de la calle 39 de la isla de Manhattan:

Los efectos de la megatormenta Sandy que anegó partes de la ciudad de Nueva York persisten el martes y posiblemente lo harán por mucho más tiempo en una extensa franja que se quedó sin electricidad y sin servicio de transporte público, pero con túneles viales inundados y la bolsa de valores cerrada por segundo día consecutivo.

Un incendio destruyó entre 80 y 100 viviendas durante la madrugada en la anegada península de Rockaway, en el distrito de Queens, y forzó el rescate de unas 25 personas de un apartamento en un piso superior. Más de 190 bomberos acudieron para contener el incendio. Las autoridades desconocían de inmediato qué lo originó, indicó AP.

El huracán Sandy, se combinó con dos sistemas invernales para transformarse en una monstruosa tormenta híbrida, cuyo centro pegó la noche del lunes en el litoral del estado de Nueva Jersey. 

La ciudad de Nueva York estaba en posición perfecta para recibir la peor parte del meteoro: un aumento de la marea de casi cuatro metros (13 pies).

"Sabíamos que esto iba a ser una tormenta muy peligrosa, y superó nuestras expectativas'', señaló el alcalde Michael Bloomberg. "Esta es una tormenta única en mucho tiempo''.

El agua superó el rompeolas en Battery Park City e inundó patios ferrocarrileros, vías del metro, túneles y caminos. Los socorristas botaron lanchas anaranjadas por calles anegadas del centro de la ciudad, mientras los policías recorrían las calles con altoparlantes para pedirle a la gente que se fuera a su casa.

La cifra de muertos por Sandy se elevó a 31 personas: 30 en Estados Unidos y uno en Canadá.

Con esto el número total de muertes es de al menos 98 después de que la tormenta causó estragos en el Caribe.

El presidente Barack Obama declaró "zona de desastre" las áreas de Nueva York y Nueva Jersey, y dijo", Esta tormenta no ha terminado", desde la sede de la Cruz Roja en Washington.