martes, mayo 12, 2015

UN NUEVO TERREMOTO GOLPEA NEPAL

Un terremoto magnitud 7,4 grados sacudió este martes a Nepal, según reportó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés). 

NUEVO TERREMOTO DE 7,4 GRADOS EN NEPAL
El nuevo temblor se localizó a más profundidad que el del 25 de abril. Fue a unos 18,5 kilómetros (11,5 millas) frente a los 15 kms (9,3 millas) de entonces. Los sismos más superficiales suelen provocar más daños. Asimismo, fue seguido de tres réplicas, una de ellas de 6,3 grados.

Los primeros reportes de prensa indican que hubo al menos 30 víctimas fatales como consecuencia de éste terremoto. El Centro Nacional de Operación de Emergencia informó de que cuatro personas murieron en Chautara, capital de Sindhupalchok, mientras que el vocero del Ministerio de Interior, Laxmi Prasad, indicó que se han producido otros dos muertos en Sitapaila (este) y Teku, en la capital.

El Ministerio de Interior de Nepal también informó a través de su cuenta de Twitter de un movimiento con epicentro entre Dolakha y Sindhupalchowk, zona esta última en la que se produjo más de la tercera parte de los más de 8.000 muertos registrados hasta ahora como consecuencia del anterior terremoto, de 7,9 grados.

Algunos edificios que habían quedado en condiciones precarias tras el anterior terremoto han terminado de derrumbarse.

El Centro Nacional de Operación de Emergencia indicó que helicópteros y equipos de rescate han sido movilizados en varias zonas, especialmente en el este de Katmandú, donde el impacto del fenómeno se ha sentido con más fuerza.

La Organización Internacional para las Migracines (OIM), dependiente de la ONU, informó en su cuenta de Twitter de nuevos derrumbes en la localidad de Chautara, situada en uno de los distritos más castigados por ambos terremotos y cercanos al epicentro, Sindhupalchok, donde algunos "cadáveres están siendo sacados de los edificios".

Las autoridades, en colaboración con organismos internacionales tratan de llevar ayuda a familias en las zonas del Valle de Katmandú, donde se produjeron la mayor parte de las víctimas contabilizadas hasta el momento, y de hacer llegar alimentos y apoyo médico a las zonas más alejadas.

El sismo se produce después del registrado el pasado 25 de abril que mató a más de 8.150 personas y causó más de 17.860 heridos al tiempo que arrasó localidades de montaña por completo y destruyó edificios y lugares de interés turístico.

Aunque este temblor no fue tan intenso, muchos habitantes estaban aterrados ante la posibilidad de que los inmuebles se vinieran abajo.

Las autoridades nepalíes ordenaron el cierre del aeropuerto de Katmandú poco después de que se registrara este nuevo sismo. "El aeropuerto está ahora cerrado", dijo a la AFP Birendra Prasad Shrestha, un responsable del aeropuerto internacional de la capital.

La policía nepalí urgió a la población a permanecer en el exterior, y a evitar que se sature la red de teléfonos móviles.

"Por favor permanezcan en espacios abiertos, ayudénnos a mantener las vías accesibles, no saturen la red telefónica. Sugerimos que usen los SMS" indica la policía nacional en un mensaje en su cuenta Twitter.

El Centro Nacional de emergencia tuiteó: "Recen al Todopoderoso para que mantenga a salvo a todos los nepalíes en estos difíciles momentos".