viernes, noviembre 07, 2014

NUEVA MANCHA SOLAR AMENAZA LA TIERRA

La gigantesca mancha solar 2192, casi del tamaño de Júpiter fue el centro de atracción en octubre, cuando comenzó a generar una serie de las más fuertes llamaradas solares, que afortunadamente no generaron eyecciones de masa coronal; ahora los meteorólogos del espacio y las imágenes de los observatorios muestran una nueva mancha solar que podría representar una amenaza en la Tierra.

NUEVA MANCHA SOLAR AMENAZA LA TIERRA
Ahora desde el lado izquierdo de la cara que el Sol muestra a la Tierra, otra mancha, la región es llamada 2205, la cual apuntará a la Tierra en los próximos días, explicó NOAA quien aseguró que ya “la región 2192 ya está en los libros de historia", explicó el equipo de meteorología espacial de la Administración Oceanográfica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

Sobre la nueva región que se mueve a la vista, explicó que "ha sido la fuente de dos tormentas de bloqueo de Radio el 3 de noviembre, una R1 (Bloqueo de radio Menor) y una R2 (Bloqueo de radio Moderado). También ha sido la fuente de varias eyecciones de masa coronal (CME) del Sol, que la Región 12192 pareció ser incapaz de producir”, explicó NOAA.

Los bloqueos de radio de nivel R2 (en la escala de 1 a 5) causan interferencias y apagones en las comunicaciones de alta frecuencia en el lado iluminado por el Sol, y la degradación de las señales de navegación de baja frecuencia, en ambos casos que pueden durar decenas de minutos, según los archivos de NOAA.

Las eyecciones de masa coronal (CME) son una preocupación para los científicos ya que ellos explican que si las partículas se lanzan a gran velocidad a la Tierra, estas pueden causar la tormentas geomagnéticas por el choque de éstas con el campo magnético terrestre, que en el peor de los casos colapsan las redes eléctricas o destruyen sus fuentes de poder. Finalmente, estas fuertes tormentas solares son capaces de afectar las economías de los países, advierte NOAA. En el mejor de los casos producen bellas auroras.

En la medida en que la nueva mancha solar pasa frente a la Tierra, si esta causara bloqueos de ondas de radio fuertes o severas (R3 o R4), estos mismos pueden significar pérdidas de contacto de radio y degradación de las señales de comunicación por más de una hora, e incluso interrupciones.
MANCHA SOLAR 2205, EL 7 DE NOVIEMBRE 2014
NOAA aclaró el día 4 y 5 que “ninguna de las CME vistas hasta ahora representaron una amenaza a la Tierra, pero a medida que la región gira en una posición más favorable, esto podría cambiar”.

“Los meteorólogos están manteniendo una estrecha vigilancia sobre esta región”, aclaró el equipo de previsión meteorológica espacial.

El 5 de noviembre la región 12205 produjo una llamarada de rayos X moderada (de clase M 7), acompañada de otro apagón de radio moderada (R2), añadió un nuevo informe.

De acuerdo a las imágenes, los meteorólogos advirtieron que “los primeros indicios apuntan a que la mayoría del material expulsado [por el Sol] se dirige lejos de la Tierra”, por lo que concluyó que “impactos a la Tierra no son probables”.

A la vez reiteró que “sigue existiendo una probabilidad de un evento de partículas energéticas de este brote”, que podrían llegar a causar tormentas geomagnéticas.

Cabe recordar que el Sol pasó por un supuesto período de mayor actividad entre 2012 y 2013 - Máximo Solar - que sorprendió a los astrónomos como uno de los menos intensos de los últimos tiempos.

Los médicos no están al margen de lo que sucede en el Sol, y es así que el Ministerio de Salud de Rusia recomienda ciertos cambios de atención durante las tormentas solares, por ejemplo proteger a las personas con problemas en la circulación sanguínea.

Por su parte las aves y los demás animales migratorios también se ven afectados por las tormentas geomagnéticas intensas, al perder el rumbo, advierte NOAA en sus archivos.