sábado, octubre 26, 2013

SALDO BLANCO TRAS TERREMOTO EN JAPON

La agencia meteorológica de Japón dijo que el terremoto de 7,3 grados fue una réplica del megaterremoto de magnitud 9 que provocó un gran tsunami en 2011 y provocó la muerte de unas 19,000 personas, además de devastar la planta nuclear de Fukushima.

TERREMOTO JAPON 25 DE OCTUBRE 2013
Ayer sábado se registraron marejadas de hasta 50 centímetros en cuatro zonas costeras, aunque el aviso de tsunami fue levantado menos de dos horas después del movimiento telúrico.

Las autoridades procedieron a evacuar a los pobladores de las localidades de Ishinomaki Madoka, Iwate-Iwaizumi, Miyagi, Kamaishi e Iwate Rikuzentakata a zonas altas.

Las autoridades japonesas también ordenaron la evacuación del personal de la central nuclear de Fukushima.

Poco después una réplica de 4.5 grados volvió a provocar pánico en la población, según informó la Agencia Meteorológica de Japón. El nuevo movimiento se registró 47 minutos después del terremoto de 7.3 grados.

Horas después la alerta de tsunami fue levantada, debido a que el evento natural sólo generó olas de unos 50 centímetros que no causaron mayores daños, según reportó la agencia local de noticias Kyodo.

La Agencia Meteorológica de Japón explicó que a pesar del alerta se calculaba que la subida del mar no iba a ser de más de un metro de altura por lo que no se esperaban daños.

Pasado el susto, la emisora televisiva NHK confirmó que no se registraron nuevos daños o mayores niveles de radiación en las ruinas de la central nuclear de Fukushima, destruida por un terremoto y un tsunami el 11 de marzo de 2011. Tampoco se reportaron heridos o víctimas que lamentar.

Imágenes de la televisión japonesa tomadas desde los puertos mostraban aguas tranquilas. El terremoto de 7,3 grados ocurrió a las 2:10 a.m. del sábado hora de Tokio (1710 GMT), a unos 290 kilómetros de Fukushima y se sintió en la capital.

Afortunadamente el epicentro del sismo estuvo bastante lejos de la costa.


TIFON FRANCISCO
Mil 300 residentes de una isla al sur de Tokio continúan evacuadas ante la cercanía del tifón Francisco, que avanza paralelo al archipiélago una semana después que el tifón Wipha causó la muerte de 31 personas en la misa zona.

Las personas desalojadas, habitantes de la isla de Oshima, fueron trasladadas este sábado a refugios habilitados en escuelas y otras instalaciones públicas, mientras comenzaban a registrarse fuertes lluvias y vientos, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Francisco, el tifón número 27 del año, obligó a declarar alerta en Oshima, ubicada 120 kilómetros al sur de Tokio, ante la posibilidad de que se registren nuevas inundaciones, deslaves y víctimas.

A las 9:00 horas locales (00:00 GMT) de este sábado, el tifón se encontraba 150 kilómetros al sur de la isla Hachijo y se movía al este-noreste a 40 kilómetros por hora, según la Agencia Meteorológica de Japón.