jueves, agosto 01, 2013

ALERTA POR OLA DE CALOR EN SHANGHAI

Al menos diez personas han fallecido a causa de la ola de calor que estos días afecta a la ciudad sudoriental china de Shanghai, que sufrió el mes de julio más caluroso desde que empezó a registrar datos meteorológicos hace 140 años, según informó ayer la prensa oficial del país asiático.

“Mar Muerto de China” de la sureña provincia de Sichuan, unas 12 mil personas llegan al día a combatir el calor
El Centro Meteorológico de Shanghai comunicó el martes que las temperaturas en la ciudad habían superado los 40 grados y que julio registró temperaturas por encima de los 35 grados durante los últimos 24 días. Además, en los últimos ocho días llegaron a los 39°.

El Centro Municipal para la Prevención y el Control de Enfermedades de Shanghai declaró, además, que las altas temperaturas de este verano boreal han causado un aumento del número de pacientes con insolación.

Además, señaló que más del 30% de los pacientes fallecidos habían sufrido golpes de calor en espacios cerrados, de acuerdo con la agencia Europa Press.

Médicos citados por la agencia Xinhua recomendaron a los vecinos de la megaciudad china, especialmente a los más mayores, que utilicen sus aires acondicionados, ya que la mayoría de los atendidos por golpes de calor los sufrieron en su casa y algunos tenían esos aparatos apagados para ahorrar o por temor a que les causen enfermedades respiratorias.

El calor en la ciudad es tal, que un canal televisivo local, Shanghai TV, demostró en directo que poniendo un filete de carne sobre el pavimento de una acera éste quedaba asado en 10 minutos, como en una barbacoa, según informa la agencia EFE.

La ola de calor, que también afecta a una docena de provincias de la mitad sur del país, ha obligado a las autoridades a establecer un mecanismo de alerta por posibles emergencias.

Uno de los métodos más comunes es acudir a los parques acuáticos y piscinas para refrescarse. A causa de ello, las instalaciones están saturadas de bañistas.

Así, por ejemplo, según señala la cadena estadounidense CNN, en un parque acuático conocido como el “Mar Muerto de China” de la sureña provincia de Sichuan, unas 12 mil personas llegan al día a combatir el calor.

Sólo el sábado arribaron allí unas 15 mil personas, el triple de la capacidad para el cual estaba diseñado el parque.