martes, agosto 28, 2012

"ISAAC" TOCA TIERRA EN LOUISIANA COMO HURACAN CATEGORIA 1

El Huracán “Isaac”, que se ha desplazado por el Golfo de México, tocó tierra este martes en el sureste de Louisiana (sur de Estados Unidos), generando una "peligrosa marea de tormenta".


Así lo confirmó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, que en su boletín de las 23H00 GMT, precisó el fenómeno mantiene la fuerza de huracán tipo 1, con vientos de hasta 130 kilómetros por hora.

En su reporte, el organismo también dice que antes de que “Isaac” tocara la tierra estadounidense, el oleaje ha alcanzado hasta 2,4 metros en Luisiana, Misisipi y Florida (al sur de esa nación norteamericana).

A su vez, precisó que el fenómeno se encontraba 170 km al sureste de Nueva Orleans (Luisiana) y 45 km al sur-suroeste de la desembocadura del río Misisipi, desplazándose a 13 km/h.

El centro alertó del riesgo de inundaciones por los importantes aguaceros que puede provocar el huracán y precisó que “Isaac” ha encauzado mejor su trayectoria.

Ante la situación, Luisiana, Misisipi y Alabama (sur) declararon el estado de emergencia por “Isaac”, mientras las autoridades estatales coordinan planes para responder a los efectos del huracán.

“Isaac” se convirtió a las 16H20 GMT en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, de cinco grados, al superar los 119 km/h.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, afirmó que pueden caer 400 milímetros de lluvia o más por la lentitud con la que se mueve “Isaac”.

"Estamos aliviados porque no se trata de un huracán de categoría 3", con fue Katrina, manifestó. "Pero una categoría 1 con esta fuerza es suficientemente grande como para provocar un gran daño si caemos en la autocomplacencia. No hagamos esto", insistió.

Previamente, el presidente estadounidense, Barack Obama, había instado más temprano a los habitantes de la región a tomarse en serio el fenómeno, que podía "provocar inundaciones significativas y otros daños en una zona amplia".

"Ahora no es momento para tentar al destino. Necesitan tomar esto seriamente", dijo Obama en una alocución televisada desde la Casa Blanca, quien reiteró que los gobiernos locales y federal se estaban preparando ante la llegada del fenómeno.

En su paso por el Caribe, “Isaac” principalmente afectó el clima de Cuba, Haití y República Dominicana.

El CNH advirtió que el ojo de la tempestad llegará a la costa de Luisiana entre la noche del martes (hora local) y la mañana del miércoles, precisando que "los dispositivos de salvaguarda y de protección de bienes deben ser rápidamente puestos en práctica".