miércoles, octubre 11, 2017

LA NASA EMITIO UNA ALERTA GEOMAGNETICA PARA EL 13 DE OCTUBRE

El sol ha provocado tres poderosas emisiones durante los últimos dos días, se cree que estas, podrían provocar gravísimas consecuencias al impactar con la Tierra este viernes 13.

LA NASA EMITIO UNA ALERTA GEOMAGNETICA PARA EL VIERNES 13 DE OCTUBRE
Las tres erupciones solares fueron todas llamaradas de clase X – el rango más potente de las erupciones solares que equivale a 10.000 veces más que las erupciones convencionales. La llamarada más reciente fue una de clase X1.0 le siguieron otras dos llamaradas solares – una llamarada X2.2 (dos veces tan poderosa como el de ayer) y una llamarada X1.5 (1,5 veces más poderosa que el de ayer) – ocurrido el martes. Las tres increíbles llamaradas solares se provocaron desde el lado izquierdo del Sol, expresaron los especialistas de la NASA en un aviso oficial.

Las llamaradas solares son eyecciones de mucho alcance que contienen radiación proveniente desde el Sol que viaja a gran velocidad hacia el espacio. En ocasiones pueden causar ondas de plasma y partículas cargadas, conocidas como eyecciones de masa coronal (CME). En el momento que estas se llegan con dirección hacia la Tierra, las CME logran provocar tormentas geomagnéticas y paralizar a la comunicación y las redes de energía en nuestro planeta. De momento, los científicos han captado un CME que podría colisionar con nuestro planeta el próximo viernes 13.

Debemos recordar que las tormentas geomagnéticas, pueden provocar la interrupción de prácticamente todos los artefactos eléctricos, interrumpir todo tipo de comunicaciones (incluyendo la internet).

Una tormenta potencialmente peligrosa, tiene la capacidad de provocar corrientes geomagnéticas que obstaculizan las redes de energía. Los científicos han expresado que las tormentas también pueden causar auroras.

En octubre del año 2016, Barack Obama fue quien alerto al mundo sobre una inminente amenaza provocada por el clima espacial, haciendo directamente referencia a las llamaradas solares. Según varios científicos, la tormenta del viernes, podría provocar una desestabilización geomagnética con grandes consecuencias.