viernes, enero 29, 2016

ALERTA DE TERREMOTO INMINENTE EN CUBA

La actividad sísmica latente en la región oriental desde el pasado día 17 de enero comienza a tornarse muy preocupante para los granmenses. El Consejo de Defensa ha decretado el estado de alerta. Fuerzas combinadas del Ministerio del Interior, Fuerzas Armadas y Policiales han sido movilizadas por la Defensa Civil. Grupos de ellos son visibles patrullando las calles.

TENSION EN CUBA POR ALERTA DE TERREMOTO INMINENTE
El Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas ha anunciado una alta probabilidad de sismo de gran intensidad. El mismo tendría graves consecuencias para Granma, ya que la constitución geológica de la provincia se asienta sobre un basamento areno-arcilloso inestable, sobre todo en la Cuenca del Cauto.

En los últimos diez días se han contado 38 sismos perceptibles en la región oriental, de más un millar de eventos superiores a tres grados en la escala de Richter, registrados por los equipos del Servicio Sismológico Nacional.

El geólogo Eberto Hernández Suró declaró recientemente a la prensa su preocupación sobre la inusual cantidad de sismos en la misma área y en tan corto tiempo. “Lo normal es uno por hora y actualmente se están sucediendo más de cinco por hora… El hecho de que pasen días y noches sin que ocurran conmociones bruscas no significa que haya pasado el peligro, las probabilidades de un sismo de gran intensidad son altas”.
Estado de Alerta por sismos en el oriente cubano mantiene a las fuerzas armadas en las calles
Un directivo del Grupo de Rescate y Salvamento de la Cruz Roja Granma informó que hay 13 grupos de operaciones y socorro activados desde el pasado 17, listos para trasladarse a las posibles zonas de desastre.

En algunas escuelas, establecimientos y centros de trabajo ya se toman medidas de prevención. “Esta mañana, la directora de la escuela Amado Estevez Bou orientó a los padres sobre las áreas de evacuación y la necesidad de enviar a los escolares con una pulsera, cintillo o documento identificatorio preventivo con sus datos personales”, dijo Marelis Fonseca, residente en la ciudad. En otras escuelas la información fue similar, según otros padres consultados.

En los barrios se ha dado a conocer un Plan de Emergencia Familiar para este tipo de desastre geológico, donde se prevén las acciones fundamentales.

Una parte del plan sugerido destaca la recomendación de tener preparados un bolso con varios artículos de primera necesidad, alimentos y un botiquín de primeros auxilios. Tal solicitud ha provocado contrariedad, por la poca solvencia económica de los pobladores más los elevados precios de los productos y medicamentos.

Por otra parte, la reducida oferta de alimentos duraderos han generado aglomeraciones en los mercados y puntos de venta, donde las colas se tornan interminables ante la amenaza de desabastecimiento. El ajetreo en busca de suministros va trocando la ciudad bayamesa en un hormiguero humano.

Comentarios alarmistas y de temor son hoy el tema en las conversaciones populares, fundado por la incertidumbre y escasa información que sobre la expectativa del evento sísmico se ha divulgado por los medios de comunicación oficiales.