jueves, septiembre 17, 2015

8 MUERTOS Y UN MILLON DE EVACUADOS

TERREMOTO 8.3 GRADOS EN CHILE 16 DE SEPTIEMBRE 2015

Ocho muertos, un desaparecido, daños millonarios y un millón de evacuados causó el terremoto de 8,3 grados Richter que afectó a la zona norte y centro de Chile la noche del miércoles, cuando se producía el retorno a casa después del trabajo. Hubo más de 60 réplicas.

OLAS DE TSUNAMI TRAS TERREMOTO DE 8.3 GRADOS EN CHILE
El epicentro del sismo se ubicó en Illapel, 270 kilómetros al norte de Santiago, localidad minera cuyo centro histórico de construcciones de adobes se derrumbó. En la zona costera de esta región se produjeron severos daños en las turísticas ciudades de La Serena y Coquimbo (470 kilómetros al norte de la capital) como consecuencia del tren de olas que hubo tras el movimiento telúrico.

El alcalde de Illapel, Denis Pérez, informó que no han podido tomar contacto con los pueblos del interior.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, señaló que las personas fallecidas se debieron a múltiples causas. Una mujer de 35 años, falleció por derrumbe de techumbre en illapel; otra mujer de 20 años murió por deslizamiento de rocas en Montepatria; dos hombres de 67 y 81 años murieron de un paro cardíaco en Valparaíso al igual que otro anciano de 96 años en Santiago.

El ministerio del Interior lamentó el deceso de otras tres personas más, dos mujeres y un hombre, producto de derrumbes y paros cardíacos en la región de Coquimbo.

La persona desaparecida fue reportada en a localidad de Sargento Aldea, a 16 kilómetros del balneario de Tongoy.

El gobierno decretó zona de catástrofe para las comunas de illapel, Salamanca, Canela y Los Vilos mientras el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) levantó la alerta de tsunami a las 8.00 GMT para todo el borde costero por lo que el millón de personas que fue evacuada y debió dormir en zonas de alturas pudo regresar a sus casas.

El sismólogo Sergio Barrientos dijo que la fractura de las placas donde se ubica Chile afectó a una zona de 200 kilómetros de extensión y se trata del terremoto de mayor magnitud en lo que va del año en el mundo.

La presidenta Michelle Bachelet se alista a viajar a la zona más afectada para evaluar, ya con luz de día, las dimensiones de la catástrofe. Las 60 réplicas, una gran parte entre 6 y 7 grados, mantienen en tensión a los chilenos que se preparaban para el largo festivo de Fiestas Patrias, que se inauguraba anoche en todas las ramadas -espacios de baile y comida- a lo largo del país.