miércoles, junio 24, 2015

NOAA: FUERTE TORMENTA GEOMAGNETICA AFECTA LAS COMUNICACIONES SIN CAUSAR DAÑOS GRAVES

La poderosa tormenta geomagnética causó increíbles y hermosas auroras boreales en la madrugada del lunes al martes, pero, también grandes alteraciones en la magnetósfera terrestre lo que produjo interrupciones en las comunicaciones, sistemas de navegación y otros sistemas que se basan en comunicaciones por radio. No se han registrado daños graves, informó la NOAA.

FUERTE TORMENTA SOLAR PROVOCA PROBLEMAS EN LAS COMUNICACIONES PERO NO CAUSA DAÑOS GRAVES
La poderosa tormenta geomagnética causó una increíble auroras boreales en la madrugada del lunes al martes que pudo verse principalmente en el norte de Europa y América del Norte.

La tormenta fue catalogada de magnitud G4, la segunda mayor posible, al igual que ocurrió en marzo pasado cuando se registraron auroras incluso en Nuevo México.

El fenómeno fue aún más impactante visto desde el espacio, según lo muestra el tuit del astronauta Scott Kelly desde la Estación Espacial Internacional.
TORMENTA GEOMAGNETICA DESDE LA ESTACION ESPACIAL INTERNACIONAL
Las auroras se registraron además en otros lugares poco habituales como el cielo de Moscú y varias regiones del centro y sur de Rusia.
AURORAS EN RUSIA
La potente explosión de plasma magnético solar se disparó el domingo, viajando más rápido de lo previsto. De acuerdo con la agencia estadounidense National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), esto provocó la mayor tormenta solar, desde septiembre de 2005.

ALTERACION EN LAS COMUNICACIONES
Esta tormenta solar produjo grandes alteraciones en el campo magnético terrestre lo que causó interrupciones en las comunicaciones, sistemas de navegación y otros sistemas que se basan en comunicaciones por radio, pero no se han registrado daños graves, informó la NOAA. 

Era probable que importantes sistemas como la red eléctrica tuvieran fluctuaciones de corriente, pero se construyeron para ser capaces de controlar tales interrupciones.

CONTINUA LA ALERTA GEOMAGNETICA: 
Los meteorólogos de la NOAA estiman una probabilidad del 80% de las tormentas geomagnéticas el 24 de junio cuando se espera que otra CME golpee el campo magnético de la Tierra
La intensidad de la tormenta es difícil de predecir. Podría variar de leve a grave.