jueves, mayo 07, 2015

MONSTRUOSA LLAMARADA SOLAR CLASE X2.7 NO SE DIRIGE A LA TIERRA

El Martes el Sol desató su más intensa llamarada del año, una explosión monstruosa que causó apagones de radio temporales en toda la región del Océano Pacífico en territorio mexicano. 

Dado el origen y ubicación del evento no se esperan más efectos en la Tierra.

 LLAMARADA SOLAR CLASE X2.7
La llamarada solar clase X, la más poderosa categoría de tormenta solar,  estalló desde una mancha solar en la llamada Región Activa 2339 (AR2339), alcanzando su máximo a los 22.11 GMT.

La nave SDO (Solar Dynamics Observatory) registró en vídeo la llamarada clase X2.7, grabándola en múltiples longitudes de onda de la luz. Según informa Space.com, a pesar de los apagones de radio, es poco probable que las secuelas de la explosión causen problemas importantes en la Tierra.

"Dada la naturaleza impulsiva de este evento, así como la ubicación de origen en la extremidad oriental del Sol, no estamos esperando una tormenta de radiación en la Tierra", explicaron científicos del Centro de Predicción del Clima Espacial de Estados Unidos (SWPC) en Boulder, Colorado, supervisado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

"Vamos a seguir nuevas imágenes de la misión SOHO (Observatorio Solar y Heliosférico), para determinar si ha habido una eyección de masa coronal asociada (CME) con este evento", agregaron. "Teniendo en cuenta la misma lógica anterior, sin embargo, no se espera que impactase contra la Tierra".

Los científicos clasifican las erupciones solares en tres categorías: C (débil), M (de nivel medio) y X (la más potente).

Las llamaradas clase X son 10 veces más potentes que las llamaradas M. El estallido del martes marcó un grado X 2.7, superando el anterior récord de 2015, una tormenta solar que alcanzó X 2.2 el 11 de marzo a partir de una mancha solar conocida como 2297