sábado, junio 07, 2014

CENTROAMERICA Y EL CARIBE FIRMAN ACUERDO CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO

Miembros del Senado mexicano firmaron hoy con representantes del Foro de Presidentes y Presidentas de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (Foprel) un acuerdo de protección ambiental y de gestión de recursos contra el cambio climático.

CENTROAMERICA Y EL CARIBE FIRMAN ACUERDO CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO, 7 DE JUNIO 2014
La firma se dio en el marco de la reunión de parlamentarios de unos 100 países que se celebra hoy en México con el fin de evaluar los avances logrados a nivel legislativo en favor del medio ambiente y definir acciones futuras.

La Ley de Prevención, Protección Ambiental, Gestión Integral y Adaptación al Cambio Climático establece un marco jurídico que garantice y promueva medidas que atiendan los impactos de los fenómenos ambientales en los países de la región, aseguró el senador mexicano Benjamín Robles.

Destacó la necesidad de trabajar en conjunto y legislar en pro del desarrollo sustentable y protección al medio ambiente, ya que de continuar con la tendencias actual de industrialización y urbanización los compromisos adquiridos por los países firmantes "serán cada vez más difíciles de alcanzar".

Entre otras acciones, el plan contempla la reducción de los gases de efecto invernadero, la disminución de la deforestación, la conservación de suelos, la protección de mantos acuíferos y costas y el uso sostenible de la biodiversidad.

Además, entre los puntos fundamentales del acuerdo se encuentran la educación, la participación social, la transparencia y el acceso a la información.

En la inauguración de la conferencia parlamentaria, el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que "lograr el equilibro medioambiental es un reto" que todos los países deben afrontar.

"El momento para actuar es hoy; el diálogo y la corresponsabilidad son el camino, pero debemos pasar ya del debate a la acción, no podemos seguir postergando decisiones", dijo Osorio, quien destacó que el "desafío" es "conciliar intereses con prioridades y niveles de desarrollo diferentes".

En un mundo "ávido de acuerdos", donde los esfuerzos multilaterales "no dan los resultados que demandan nuestras sociedades, debemos sumar fuerzas para lograr que las transformaciones se den en un marco de desarrollo sustentable", añadió.