domingo, febrero 09, 2014

SE AGRAVA LA ESCASEZ DE AGUA EN BEIJING

Según China’s Legal Evening News, Beijing tiene escasez de agua desde 1999 y ahora experimenta un escasez grave de agua por varios años.

SE AGRAVA LA ESCASEZ DE AGUA EN BEIJING
Beijing requiere un promedio de 3,6 mil millones de metros cúbicos de agua anualmente, mientras que las fuentes de agua proveen 2,1 mil millones de metros cúbicos, resultando en una falta de 1,5 mil millones de metros cúbicos de agua por año.

Según definiciones internacionales, la escasez de agua comienza con menos de 500 metros cúbicos de agua por persona por año. La provisión anual de agua en Beijing es menor a 100 metros cúbicos de agua por persona, peor que la de Medio Oriente y el norte de África.

En el pasado, Beijing tuvo abundante provisión de agua de los cinco ríos que fluyen por la ciudad. El río Yongding, unos de los principales tributarios del sistema de rios Hai y más conocido como el río más largo en fluir por la municipalidad de Beijing, ahora se ha secado.

En un intento de eliminar la escasez, Beijing comenzó a usar aguas y reservorios subterráneos. La sobreexplotación eventualmente secó estas fuentes también, haciendo la transferencia de agua de otras regiones la única opción que queda.

Transferencia de agua
Miles de millones de dólares se gastaron en el Proyecto de Transferencia de Agua Sur-Norte a lo largo de los años. Sin embargo, según dijo Liu Bin, vicedirector de la Autoridad de Aguas de Beijing, en una reciente conferencia de prensa, incluso mil millones de metros cúbicos de agua del sur cada año son insuficientes para eliminar la severa escasez en Beijing.

El ecologista experto en conservación del agua, Wang Weiluo de Alemania, le contó a la red radial Sonido de la Esperanza que la escasez de agua en Beijing es un desastre hecho por el hombre que comenzó con la toma del Partido Comunista Chino en 1949.

Wang dice que la decisión de Mao de construir un reservorio de agua en Beijing interceptó 1,4 mil millones de metros cúbicos de agua del Yongding, causando sequía y contaminación.

Wang dice que no hay datos sobre estudios de viabilidad en el Proyecto de Transferencia de Agua Sur-Norte y que fue iniciada simplemente basada en las palabras de Mao Zedong.

Cuando Mao visitó el río Amarillo en 1959, sugirió “pedir prestado” 100 mil millones de metros cúbicos de agua del sur —dos veces la cantidad de agua en el Río Amarillo. Wang dice que la sugerencia de Mao estaba basada puramente en una impresión y que no estaba respaldada con ninguna investigación o datos.

Cuando a China se le permitió ser huésped de las Olimpiadas 2008 en Beijing, Jiang Zemin inició la ruta media del Proyecto de Transferencia de Agua Sur-Norte con la excusa de llevar agua limpia a Beijing durante los Juegos. Más de cinco años luego que los Juegos terminaron, no ha pasado más agua. Beijing está recibiendo agua transferida de la cercana provincia de Hebei desde 2008.

Hay otro factor involucrado en la escasez de agua de Beijing: la predominancia de Beijing en China.

Según el abogado en derechos humanos de Beijing, Tang Jitian, China está encaminando a Beijing a un desastre al centrar todos sus esfuerzos y recursos sólo en Beijing. Como otras regiones están privadas de recursos y oportunidades para el desarrollo, la fuerza de trabajo migra a Beijing, lo que resulta en una población que se expande; poniendo una pesada carga sobre los recursos naturales de Beijing. En algún momento, la expansión de Beijing llegará a un punto en el que los recursos simplemente no estarán disponibles, dice Tang.