sábado, diciembre 08, 2012

TIFON "BOPHA" REGRESA A FILIPINAS

La cifra de victimas fatales por el tifón "Bopha" en Filipinas ya son más de 500 muertos, 530 continúan desaparecidos y 5,4 millones son los afectados.

Tifón Bopha azota Filipinas, Diciembre 2012
El primer boletín del día del Consejo Nacional de Prevención y Respuesta a los Desastres incluye 2.11.540 personas que han pasado la noche en 291 centros de acogida, en total 1.929 filipinos menos de los que había el viernes.

El estado de calamidad está vigente en las provincias del Valle de Compostela, Davao Oriental y Surigao del Sur, las más afectadas y de donde son la casi totalidad de las víctimas mortales.

Siguen sin luz 35 municipios y continúan intransitables 16 carreteras y 18 puentes. "Pablo", el nombre local que le dieron los filipinos al huracán, destruyó 17.719 casas y causó destrozos en otras 12.253. Los daños provisionales a la agricultura y las infraestructuras superan los cien millones de dólares.

Las prioridades de las autoridades hoy son atender a las personas desplazadas, localizar a los desaparecidos y restablecer las comunicaciones y los servicios.
Mas de 500 muertos tras el paso del Tifón Bopha, 08 de Diciembre 2012
"Bopha" ha resultado ser el peor tifón que ha visitado el país este año y cierra una temporada que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre. El año pasado ocurrió algo parecido con "Washi", que visitó inesperadamente Filipinas la semana anterior a Navidad y mató a unas 1.200 personas.

REGRESA A FILIPINAS
El último informe del servicio meteorológico de Filipinas, indica que el tifón cambió de dirección y golpeará la costa norte de la isla filipina de Luzón la noche del sábado. 
TIFON BOPHA REGRESA A FILIPINAS 08 DE DICIEMBRE 2012
La velocidad del viento previsto en el centro del tifón es de aproximadamente 160 kmh. Este fenómeno azotó el martes pasado la parte sur de las Filipinas y destruyó un gran número de viviendas, dañó un gran número de cables de electricidad y paralizó el transporte aéreo y ferroviario en algunas regiones, convirtiéndose en el tifón más fuerte de 2012 en ese país.