viernes, octubre 12, 2012

NACE TORMENTA TROPICAL "RAFAEL" Y AVANZA HACIA PUERTO RICO

Una zona de baja presión latente desde hacía días en el este del Caribe se convirtió hoy en Rafael, una tormenta tropical que avanza hacia el norte rumbo a Puerto Rico, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

TORMENTA TROPICAL RAFAEL 12 DE OCTUBRE 2012
"Rafael", la decimoséptima tormenta tropical de la temporada en la cuenta atlántica se encuentra a unos 200 kilómetros al oeste-suroeste de Dominica y a cerca de 350 kilómetros al sur-sureste de las Islas Vírgenes estadounidenses.


En su boletín de las 00:00 (hora GMT), ese organismo detalló que la decimoséptima tormenta tropical de la temporada en la cuenta atlántica se encuentra a unos 200 kilómetros al oeste-suroeste de Dominica y a cerca de 350 kilómetros al sur-sureste de Santa Cruz (Islas Vírgenes estadunidenses).

Sus vientos máximos sostenidos son de 65 kilómetros por hora y avanza hacia el norte-noroeste (330 grados) a unos 19 kilómetros por hora, lo que ha obligado a poner en alerta a las Islas Vírgenes estadunidenses y británicas,

También están en alerta Antigua, Anguila, Barbuda, San Cristóbal, Nieves, Montserrat, Saba, San Eustaquio, San Martín, Guadalupe, La Désirade, Les Saintes, Marie Galante, Martinica, Santa Lucía y Puerto Rico.

En esta última isla, así como en Culebra y Vieques, los efectos de la tormenta se podrían dejar notar hacia el sábado por la noche o el domingo. Los meteorólogos creen que Rafael continuará con su actual trayectoria durante esta noche y que hacia el sábado pasará sobre las Islas Vírgenes, al tiempo que tenderá a fortalecerse.

Esta es la única tormenta tropical que se mantiene activa en la cuenca atlántica después de que, unas horas antes de formarse Rafael, su antecesora Patty, que se encontraba al este de las Bahamas, perdiera fuerza y se convirtiera en depresión tropical.

Está siendo una temporada "muy activa", como preveía la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), que pronosticó la formación de hasta 17 tormentas tropicales, de las que hasta 8 podrían transformarse en huracanes.