domingo, octubre 28, 2012

MEGATORMENTA "FRANKENSTORM" AMENAZA A 60 MILLONES EN EE.UU

El noreste de Estados Unidos se prepara para el embiste de "Frankenstorm", la megatormenta que afectará a 60 millones de residentes.

La inusual y monstruosa tormenta viene desde el Atlántico hacia la costa noroeste de Estados Unidos, donde varios estados encendieron las alertas, ordenaron evacuaciones y ultiman preparativos para la llegada del huracán Sandy, que antes de tocar tierra se juntará con una tormenta invernal que baja del territorio canadiense.
Por lo general este tipo de fenómenos ocurre en mar abierto y es la primera vez que se registra en zonas densamente pobladas.
TORMENTA FRANKENSTORM AMENAZA 60 MILLONES DE ESTADOUNIDENSES 28 DE OCTUBRE 2012
Los gobernadores de los estados situados en el corredor de mayor densidad demográfica en el país declararon el sábado el estado de emergencia, y advirtieron que el fenómeno podría ser realmente "grande" traerá lluvias torrenciales y la acumulación de mucha nieve.

Los meteorólogos estiman que Sandy entre el lunes y el martes se junte con una poderosa tormenta invernal que baja desde el norte y se convierta en un sistema híbrido con vientos que superarán las 80 millas por hora. El martes por la mañana castigará probablemente la costa de Delaware, para luego avanzar tierra adentro y dirigirse al norte. Los estados de Nueva York y Nueva Jersey y el distrito de Columbia, la capital, se encuentran en el radio de impacto de la llamada tormenta perfecta.

Los expertos pronostican que la megatormenta combinada podría provocar aflicción a los pobladores de una vasta sección de la costa este de Estados Unidos, aproximadamente en una franja de 800 millas (1,287 kilómetros).

En los estados de la costa noroeste las autoridades previnieron a la población para que tome precauciones ante la posibilidad de que haya cortes de electricidad durante algunos días.

Las autoridades también ordenaron el sábado la evacuación obligatoria en las islas del sur de Nueva Jersey donde se le impuso plazo hasta el domingo por la tarde, y Christie dispuso que todos los casinos de Atlantic City evacúen y que los parques estatales cierren.

"No debemos subestimar el impacto de esta tormenta y no supongamos que los pronósticos estarán equivocados". Christie dijo el sábado durante una conferencia de prensa sobre la tormenta en North Midletown, cerca de la costa. "Tenemos que estar preparados para lo peor".

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo pidió a las unidades militares de la Guardia Nacional que estén preparadas por si fuera necesaria su intervención, y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, está estudiando la posibilidad de cerrar algunos puentes de Manhattan debido al riesgo de inundaciones.

La supertormenta, "Frankenstormque se dirige al noroeste de Estados Unidos amenaza a 60 millones de estadounidenses con intensos vientos, lluvias, olas, inundaciones e incluso nieve es mucho más que un sistema meteorológico ordinario.

Un monstruo extraño sin precedentes
¿Qué lo creó? Todo empieza con Sandy, un huracán ordinario proveniente del trópico que avanza hacia el norte rumbo a la costa este de Estados Unidos. A eso hay que agregar una zona de alta presión centrada alrededor de Groenlandia que bloquea la ruta normal del huracán rumbo al mar y lo obliga a avanzar hacia el oeste en dirección a tierra.

Luego se añade un frente frío invernal que llega desde el oeste y choca con esa tormenta. Se le mezcla también aire proveniente del Ártico y se agrega una luna llena y su efecto usual de generar mareas altas. A esto se suman enormes olas generadas por un enorme huracán y vendavales.

El resultado es un monstruo meteorológico que se espera desate su poderío sobre una franja de 800 millas de largo, con pronósticos de que en ciertas áreas caerán 304 milímetros (12 pulgadas) de lluvia, 60 centímetros (dos pies) de nieve y vientos sostenidos de entre 65 y 80 k/ph (40-50 m/ph).

Los expertos agregan que la tormenta es muy peligrosa e inusual porque ocurre casi al final de la temporada de huracanes y al principio de la temporada de tormentas de invierno, "así que toma algo a ambas: parte huracán y parte de una tormenta de gran escala por la costa noreste de Estados Unidos, todo un problema", indicó el sábado Jeff Masters, director del servicio climatológico privado Weather Underground.