sábado, octubre 27, 2012

EU EN ALERTA POR "FRANKENSTORM" LA TORMENTA PERFECTA

El fenómeno climático que los meteorólogos han bautizado "Frankentormenta" (Frankenstorm), que se dirige a la costa este de Estados Unidos, luce cada vez más amenazador y podría ser histórica, advierten los meteorólogos.

FRANKENSTORM amenaza la costa este de EEUU, 27 de octubre 2012
ALERTA MAXIMA:
Los meteorólogos esperan vientos fuertes, lluvias torrenciales, mareas extremas y tal vez nieve durante varios días.

"Es una tormenta muy seria que podría ser histórica", dijo Jeff Masters, director de meteorología del servicio de pronóstico meteorológico Weather Underground.

Con tres grandes sistemas meteorológicos fusionados sobre una región densamente poblada, los expertos predicen daños de al menos US$1.000 millones.

El huracán Sandy , tras haber golpeado con fuerza Haití y Cuba, donde dejó más de una treintena de muertos en el Caribe, continúa su trayectoria hacia el norte ya degradado a categoría 1.

Al mismo tiempo, una tormenta invernal se está moviendo a través de EE.UU. desde el oeste. Y un frente frío se dirige al sur desde Canadá.

Si se fusionan cerca de Nueva York o Nueva Jersey, como predicen los meteorólogos, podrían crear un gran caos húmedo en el corredor más poblado del país.

Algunos han comparado la tempestad con llamada "Tormenta Perfecta" que sacudió la costa de Nueva Inglaterra, también en el noreste de Estados Unidos en 1991, aunque ésta cayó en una zona menos poblada.

"La Tormenta Perfecta sólo produjo daños de US$ 200 millones y esta vez creo que las pérdidas podrían ser de US$1.000 millones", dice Masters. "Sí, esta va a ser peor".
Emergencia en la costa este
Gobernadores de distintos estados al noreste de EE.UU. , como Nueva York, Carolina del Norte, Virginia y Maryland, declararon el estado de emergencia el viernes antes de un potencial golpe de la "Frankentormenta". Las autoridades instaron a los residentes a abastecerse de alimentos, agua y baterías en caso de que la tormenta esté a la altura de los peores temores de los pronosticadores.

Desde las Carolinas hasta Maine, las autoridades municipales mantienen un estrecho seguimiento al desplazamiento del feroz fenómeno climático, que podría llegar a tierra el lunes con fuertes lluvias, tormentas y vientos huracanados.

En la ciudad de Nueva York, los funcionarios están considerando el cierre de autobuses y de líneas de metro en la próxima semana, decisión que ha sido tomada antes sólo una vez, cuando el huracán Irene azotó la ciudad en 2011.

El Distrito de Columbia también declaró el estado de emergencia mientras que la capital de EE.UU. también se prepara para el posible impacto de la tormenta.