sábado, septiembre 08, 2012

COSTA RICA: 4 volcanes en vigilancia tras el terremoto de 7,9 grados

Al menos cuatro de los siete volcanes activos en Costa Rica, El Arenal (Alajuela) , Rincón de la Vieja (Guanacaste) , Turrialba (Cartago) y Poás (Alajuela) , están en la mira de los científicos tras el terremoto de 7,9 grados que sacudió el país el 6 de septiembre de 2012. Incluso un pequeño cambio en uno de estos gigantes podría causar una erupción científicos, advierten.

VOLCAN COSTA RICA
Según los especialistas están de acuerdo Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI-A) y la Red Sismológica Nacional (RSN: ICE-UCR), debido a la magnitud del terremoto, es de esperar que las estructuras volcánicas, especialmente aquellos que ya son vulnerables se ven afectados. Hay un reordenamiento del material e incluso cambios químicos.

El ejemplo más claro es el Arenal, donde los lugareños reportaron un característico ruido de piedras rodantes. "Sabemos que hay una cueva en el norte, en dirección a la comunidad de La Palma", dijo María Martínez, geoquímica, OVSICORI.

Un equipo de esta institución hizo visita de campo al sitio y dará a conocer más información en la actualidad.

"En los Poas, lo poco que podían ver los guardaparques (por tiempo), no reportan notables deslizamientos y grietas", agregó.

Sin embargo, Raúl Mora, de la RSN, asegura que los cambios más notables han sido en su laguna. "Se ve manchas amarillas mucho azufre en el lago, que es normal en el Poás antes del terremoto, pero no lo eran."

En el volcán Turrialba ha informado de una caída leve, pero "el fondo" del coloso, en lugar de la estructura volcánica. "El nivel de emisiones es similar a lo observado previamente", dijo el experto OVSICORI.

Porque ha habido terremotos allí, el día de ayer RSN decidió instalar una estación sismológica entre entre eso y el volcán Irazú.

Esto se hace para que en el mediano plazo es incierto si los terremotos que se producen allí (como réplicas) son el resultado de una tectónica o un volcán en sí.

Los científicos aún no han visitado el Rincón de la Vieja, pero que han recibido los informes de los vecinos (que viven cerca de 17 millas al oeste del volcán), que afirman que el agua cristalina normalmente recibimos de una naciente natural cercana tiene una consistencia lechosa "al parecer se mezcla con azufre. "

"También mencionó supuestas grietas abiertas en el norte, pero no hemos confirmado. También sabemos que, de vez en cuando, se cierne una nube de vapor. Eso pasa desde días antes del terremoto ", explicó Martínez.