miércoles, septiembre 05, 2012

CANCELADA ALERTA DE TSUNAMI TRAS TERREMOTO EN COSTA RICA

El Centro de Alerta de Tsunami (PTWC) del Pacífico de Estados Unidos canceló la alerta de tsunami que emitió en la mañana de este miércoles, 5 de septiembre, para la costa pacífica centroamericana, tras terremoto de 7,9 grados en Costa Rica.

Epicentro terremoto 7,9 grados en Costa Rica, 05 de Septiembre 2012 
La alerta de tsunami para Panamá, Nicaragua, El Salvador, Honduras, México, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, Chile y Costa Rica. se emitió luego de que el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) situó un fuerte temblor, de una magnitud de 7.9 grados Richter que luego fue revisada y rebajada a 7.6 grados, a 10 kilómetros al noroeste de Costa Rica.


En suelo costarricense no se reportaron daños de consideración ni víctimas. En Panamá, en tanto, se sintió fuertemente en las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, limítrofes a Costa Rica, donde tampoco hubo daños registrados hasta este mediodía.

El PTWC indicó que “la alerta de tsunami fue cancelada” para las costas del Pacífico de la región centroamericana previamente mencionados. Agregó, en un boletín informativo, que “no existe amenaza de tsunami para otras zonas costeras del Pacífico”, aunque en algunas áreas se pueden registrar cambios en el nivel del mar.

De acuerdo con los registros del PTWC, aunque los niveles del nivel del mar no indican que un tsunami fue generado tras el sismo de 7.6 grados, puede que haya habido fuertes o destructivas olas cerca del epicentro del terremoto.

Cuando no se observan grandes olas después de transcurridas dos horas de la hora estimada en que se generaría el tsunami, las autoridades locales pueden asumir que la amenaza pasó, informó el PTWC mediante un boletín publicado en su sitio web.

El terremoto eleva la Península de Nicoya 1 Metro

El potente movimiento teurico elevó las tierras de la Península de Nicoya por 1 metro, informó Marino Protti de Ovsicori, el centro de observación sismológica de la Universidad Nacional.

Según el especialista, el terremoto vendría a ser un "reacomodo de la península, la cual se había estado hundiendo las últimas seis décadas", según declaraciones citadas por La Nación.

Fotografías publicadas por la televición local y compartidas por pobladores costarricences en los medios sociales, muestras grietas a lo largo de las vías costeras de Guanacaste productos del sismo, así como en las paredes de edificios públicos.