viernes, marzo 11

ALERTA DE TSUNAMI DESDE MEXICO HASTA CHILE



EFE/EP El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ha emitido una alerta de tsunami para las costas desde México hasta Chile, además de Oceanía e islas del Pacífico.

Las Islas Galápagos, situadas a unos 1.000 kilómetros de la costa americana, ya se preparan para una posible evacuación a puntos altos de toda su población, de unas 17.000 personas, dijo a Efe Mario Villalta, el jefe de la Reserva Marina.

Las autoridades insulares están a la espera de una determinación del Instituto Oceanográfico de la Armada de Ecuador (Indocar), que aun no ha comunicado una alerta oficial como resultado del terremoto de 8,9 grados que ha sacudido la costa noreste de Japón.

Está previsto que la ola llegue a Galápagos a las 17.00 hora local (23.00 GMT), mientras que arribará al continente a las 19.00 local (24.00 GMT), informó el Indocar.

Por ello, Villalta dijo que "hay tiempo" para llevar a cabo evacuaciones en Galápagos si fuera preciso. En ese caso, se pediría a todos los habitantes de las islas que se desplacen al punto más alto más cercano, explicó Villalta.

Además, se sacarían todas las embarcaciones de los puertos hasta una distancia de unas 5 millas náuticas, donde no se sentiría la onda, dijo Villalta.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se reúne actualmente con los encargados de respuesta a emergencias y está previsto que haga una declaración pública en breve.

"Más alto que algunas islas"

La Federación de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, por su parte, ha advertido de que el tsunami es "más alto que algunas de las islas" del océano Pacífico por las que va a atravesar.

"Nuestra mayor preocupación es la región de Asia y Pacífico, donde los países en vías de desarrollo son claramente los más vulnerables ante este tipo de desastres", declaró a Reuters desde Ginebra el portavoz de la Federación, Paul Conneally. "El tsunami es una amenaza importante", añadió. "De momento, es más alto que algunas islas y puede ir derecho hacia ellas", agregó.

La alerta de tsunami por el fuerte terremoto que se ha producido este viernes en Japón se ha extendido a toda la cuenca del océano Pacífico excepto el territorio no insular de Estados Unidos y Canadá, según ha informado el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico de Estados Unidos (PTWC, por sus siglas en inglés).

La advertencia afecta a Hawai y se extiende también a México y los países de Centroamérica y Sudamérica que tienen costa en el Pacífico, según el PTWC.

El jueves por la noche se emitió una alerta de tsunami para Hawai a raíz del terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter registrado junto al litoral nororiental japonés, de manera que las autoridades hawaianas ordenaron la evacuación de todas las zonas costeras.

Según las autoridades hawaianas, todo el archipiélago corre el peligro de sufrir daños por un tsunami generado por el seísmo. Éste es el mayor terremoto que se ha producido en Japón desde hace 140 años, y ha provocado olas de tsunami de hasta diez metros de alto que han arrasado con campos de cultivo, casas y vehículos y han desencadenado incendios.

Se prevé que Hawai reciba el impacto del tsunami a las 3.00, hora local. Las sirenas de defensa civil han sonado en todo el estado antes de las 22.00 horas para avisar a los habitantes.

"Cada cresta de ola puede durar entre 5 y 15 minutos, o incluso más, e inundar las zonas costeras", señala la advertencia. "El peligro puede mantenerse durante muchas horas tras la primera ola porque llegarán otras después", añade.

El comunicado, que también indica que los escombros arrastrados por el tsunami podrían amplificar su fuerza destructiva, dice que "se deberían emprender acciones urgentes para proteger las vidas y las propiedades".

Evacuación de Hawai

La agencia estatal de defensa civil ha ordenado que todas las áreas costeras de Hawai se evacuen antes de las 2.00, hora local. Las zonas que deben ser evacuadas incluyen la famosa playa de Waikiki y el hotel más importante de Honolulu, en la isla de Oahu.

Las autoridades encargadas de gestionar situaciones de emergencia también han instado a los residentes a permanecer a una distancia de al menos 30 metros de las vías fluviales y puertos deportivos conectados con el océano y ha llevar los barcos a aguas profundas.