jueves, abril 14, 2016

ALERTA: TERREMOTO MAGNITUD 7,0 EN JAPON

El miedo volvió a la isla hoy. Un fuerte terremoto de 7,0 grados en la escala abierta de Richter golpeó la prefectura de Kumamoto, en el sudoeste de Japón , provocando al derrumbe de algunos edificios, donde varias personas han quedado atrapadas, según las autoridades niponas.

EPICENTRO TERREMOTO MAGNITUD 7,0 EN JAPON, 14 DE ABRIL 2016
El terremoto, que trajo el recuerdo de la tragedia de 2011 y cuya intensidad se revisó al alza desde los 6,5 grados de magnitud medidos inicialmente, se registró a las 21.26 hora local (12.26 GMT) sin que la Agencia Meteorológica de Japón declarara alerta de tsunami, y tuvo su epicentro en la prefectura de Kumamoto y su hipocentro a unos 11 kilómetros de profundidad.

El sísmo alcanzó el nivel 7 en la escala japonesa, que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor, en el distrito de Mashiki, al este de la localidad, donde se sitúa el aeropuerto de Kumamoto.

La cadena pública NHK informó de que la Policía recibió unas 450 llamadas de emergencia, algunas alertando de que varias personas habían quedado atrapadas bajo sus casas derrumbadas.

Las imágenes difundidas por la televisión mostraron cómo los edificios se balancearon violentamente, y en instalaciones como la estación de bomberos de la ciudad el sísmo hizo que sillas y mesas cayeran, y las ventanas resultaran dañadas.

El servicio del "tren bala" japonés, así como de varios trenes locales se vio parcialmente interrumpido, según Kyodo.Unas 16.300 viviendas de la prefectura de Kumamoto están sin luz y se ha cortado el suministro de gas en unas 38.000 casas.

El ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, compareció poco después del terremoto para informar de que no se han registrado anormalidades en la central atómica de Sendai, la única de Japón que tiene actualmente reactores en funcionamiento, y de que ésta sigue operando con normalidad.

"Estamos manteniendo contacto estrecho con las autoridades locales afectadas para trabajar juntos con el objetivo de ayudar a las víctimas", manifestó por su parte el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en declaraciones recogidas por NHK.

Hasta el momento se han registrado catorce réplicas del terremoto, la más fuerte de 5,7 grados Richter 40 minutos después del primer seísmo, según datos de la agencia japonesa.

Se trata del primer terremoto que alcanza el nivel 7 en la escala nipona desde el potente seísmo del 11 de marzo de 2011, que generó un devastador tsunami que barrió la costa del nordeste nipón y provocó en la central de Fukushima la peor crisis nuclear desde Chernóbil (1986).