jueves, febrero 05, 2015

SISMOS DE MEDIANA INTENSIDAD SACUDEN PANAMA, VENEZUELA Y JAPON SIN ALERTA DE TSUNAMI

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés), registró este jueves un sismo de magnitud 5.7 en el sur de Panamá. Pese a que el temblor se sintió fuerte, no se emitió ninguna alerta de tsunami.

En el occidente de Venezuela también se registró un sismo de menor intensidad unos minutos más tarde, que tampoco dejó víctimas ni daños.
Epicentro sismo Panama, 5 de Febrero 2015
El reporte indicó que el movimiento telúrico se registró a las 04H40 GMT del jueves, a una profundidad de 10 kilómetros, aunque fue localizado inicialmente en los 5,1975 grados de latitud norte y 82,7112 grados de longitud oeste.

El epicentro del sísmo se ubicó a 355 kilómetros de David, la tercera ciudad más grande del país.

Autoridades descartaron la posibilidad de un tsunami y no reportaron víctimas ni daños materiales graves.

En Japón un terremoto de una magnitud de 5 grados en la escala de Richter se registró en la región de Tokushima (suroeste) sin que se haya emitido una alerta de tsunami, informaron las autoridades niponas.

Epicentro sismo 5 grados en Japón
La Agencia Meteorológica de Japón indicó que el sísmo se produjo a las 10.25 hora local (01.25 GMT) con su epicentro cerca de la localidad costera de Mugi, a unos 600 kilómetros al sur de Tokio.

El hipocentro del terremoto se situó a 10 kilómetros de profundidad y alcanzó una intensidad de 5 superior en la escala japonesa cerrada de 7 grados (centrada en las zonas afectadas más que en la intensidad del temblor).

De momento las autoridades locales han puesto en marcha una oficina para analizar posibles daños, aunque en principio no se han registrado incidentes destacables ni interrupciones en los aeropuertos de la zona, según la televisión pública NHK.

Japón se asienta sobre el llamado Cinturón de fuego, la zona sísmica más activa del mundo, y sufre fuertes terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.