lunes, agosto 04, 2014

MAS DE 400 MUERTOS DEJA TERREMOTO DE 6,5 GRADOS EN PROVINCIA CHINA DE YUNNAN

Socorristas buscan sobrevivientes entre los escombros después del fuerte sismo de 6,5 grados que derrumbó miles de viviendas y dejó más de 400 muertos y alrededor de 1.800 heridos en la provincia de Yunnan, en el sur de China.

Epicentro sismo Yunnan, China, 3 de Agosto 2014
Unas 12.000 casas se vinieron abajo cuando el terremoto sacudió la tarde del domingo a Ludian, un distrito densamente poblado unos 366 kilómetros (277 millas) al noreste de Kunming, capital de Yunnan, según la agencia de noticias oficial Xinhua.

Ma Liya, habitante de Zhaotong, dijo a Xinhua que las calles de la localidad parecían “un campo de batalla después de un bombardeo”. Agregó que la casa de su vecino, de dos pisos, se derrumbó.

El terremoto fue peor que el de 2012, cuando murieron 81 personas en la región, agregó.

“Las consecuencias fueron mucho peores que las del sismo de hace dos años”, expresó Ma. “Nunca había sentido un temblor tan fuerte. Lo único que veo son ruinas”, apuntó.

El movimiento telúrico ocurrió a las 4:10 de la madrugada a una profundidad de 10 kilómetros (6 millas), según el Instituto Geológico de Estados Unidos. El epicentro fue ubicado en Longtoushan, 23 kilómetros (14 millas) al suroeste de la ciudad de Zhaotong, cabecera del distrito de Ludian.

La agencia que vigila los temblores en China fijó la magnitud en 6,5.

Según el pronóstico del tiempo, habrá lluvia y tormentas la tarde del lunes en la región, lo que complicará el traslado de tiendas de campaña, agua potable, alimentos y otros suministros a los sobrevivientes.

Debido a la destrucción de vías, algunos socorristas tuvieron que desplazarse a pie.

Las réplicas también hacían más peligrosas las labores de rescate.

La Oficina de Asuntos Civiles de Yunnan dijo en su página web que 402 personas murieron y 1.801 resultaron heridas. Otras 29.400 personas fueron evacuadas, informó CCTV.

Es previsible un aumento en la cifra de muertos cuando los socorristas lleguen a comunidades remotas y hagan un recuento de las víctimas.

Muchas de las viviendas que se vinieron abajo en Ludian, que tiene una población de unos 429.000 habitantes, eran antiguas y construidas con ladrillos, según Xinhua. El distrito se quedó sin electricidad y telecomunicaciones.

La zona montañosa donde ocurrió el temblor es principalmente rural y propensa a los sismos; la labranza y la minería son las principales actividades económicas.

Las medidas de asistencia ya estaban en marcha. Más de 2.500 efectivos fueron trasladados a la región del desastre, según Xinhua.

La Sociedad de la Cruz Roja de China envió colchas, chaquetas y carpas para los damnificados.

Las ramas de la Cruz Roja en Hong Kong, Macao y la provincia vecina de Sichuan también enviaron materiales de asistencia.

En un comunicado, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó sus “condolencias al gobierno chino y las familias de los fallecidos”.

Naciones Unidas está dispuesta a “prestar su asistencia para las acciones a fin de responder a las necesidades humanitarias” y “para movilizar cualquier apoyo internacional necesario”.

La Casa Blanca también ofreció sus condolencias.

“Oramos por las familias de quienes perdieron la vida”, dijo la portavoz adjunta del Consejo de Seguridad Nacional, Bernadette Meehan. “Estados Unidos está listo para prestar asistencia”, agregó.

La CCTV dijo que el terremoto fue el más fuerte que azota Yunan en 14 años.

En 1970, un terremoto de magnitud 7,7 en Yunnan dejó al menos 15.000 muertos. Otro en 1974 de magnitud 7,1 en la misma provincia causó más de 1.400 fallecidos. En septiembre de 2012, 81 personas perdieron la vida y 821 resultaron heridas por una serie de sismos en la región de Yunnan.

PRIMERAS IMAGENES TRAS EL TERREMOTO