lunes, febrero 03, 2014

CENIZAS DEL VOLCAN TUNGURAHUA AFECTA A 6 PROVINCIAS DE ECUADOR

La ceniza emanada desde ayer por el volcán Tungurahua ha caído sobre poblados de seis provincias de Ecuador.


El volcán bajó su actividad con respecto a ayer con explosiones entre "pequeñas a moderadas" con la generación de nubes de ceniza "más o menos continuas", sin embargo aún se considera de alta peligrosidad.

La nube de ceniza ya cambió de dirección y parece que se está dirigiendo hacia sureste y esto afectará sobre todo a la provincia de Chimborazo.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) informó de que por precaución se suspendieron los vuelos hacia Cuenca (sur) hasta esta tarde.

CENIZAS DEL VOLCAN TUNGURAHUA AFECTA 6 PROVINCIAS DE ECUADOR, 03 DE FEBRERO 2014
La SNGR declaró ayer la alerta naranja en las zonas consideradas de alto riesgo en las provincias de Tungurahua y Chimborazo, situadas en el centro andino del país, por el incremento de la actividad del volcán Tungurahua.

El Sistema Integrado de Seguridad Ecu911 Quito indicó en su cuenta de Twitter que "por incremento de actividad en volcán Tungurahua se evacúan poblaciones: Chacauco, Chambiato, Cusúa y Pillate" y añadió que se han dispuesto los albergues para la gente.

Según el Instituto, ayer se produjeron tres explosiones y tras la tercera "bajaron violentamente por todos los flancos del volcán piroclásticos que descendieron hasta las partes bajas del cono".

Los flujos alcanzaron la parte baja de la quebrada de Achupashal y cortaron la vía Baños-Penipe, a la vez que algunos de ellos impactaron contra los instrumentos de monitoreo en las quebradas de Vazcun, Achupashal, Juive.

El volcán reportó un incremento de su actividad el pasado jueves tras registrarse varias explosiones leves que rompieron casi cuatro meses de relativa quietud en el coloso.

El Tungurahua, de 5.016 metros de altura y situado a unos 80 kilómetros al sur de Quito, comenzó su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado periodos de fuerte actividad con lapsos de relativa calma.

Este coloso integra el más de medio centenar de volcanes con los que cuenta Ecuador y, junto al Reventador y el Sangay, forma parte de los más activos del país.