martes, diciembre 04, 2012

TIFON BOPHA TOCO TIERRA EN FILIPINAS CON GRAN FUERZA

El tifón Bopha ha tocado las costas de Mindanao, en Filipinas, con categoría tres. Se preveé que pueda mantener su fuerza durante varios días más
El tifón, que en Filipinas han llamado 'Pablo', ha entrado por el sur del país arrasando cuanto encontraba a su paso.


Al menos 54.000 personas han tenido que ser evacuadas este martes en centros de acogida habilitados por las autoridades de Filipinas a causa de la presencia del tifón Bopha por el sur del país con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora y ráfagas de 210 kilómetros por hora, además de copiosas lluvias.

Las mayor parte de los evacuados, unas 50.000 personas, son residentes en las provincias más orientales de Mindanao, como Surigao del Norte y del Sur, Agusan del Norte, Lanao del Norte y Misamis Oriental.

En prevención, las escuelas de la zona habían sido suspendidas, mientras que unos 80 vuelos han sido cancelados en todo el país y miles de personas han quedado atrapadas en los puertos tras la orden de la guardia costera de que el servicio de transbordadores permanezca suspendido.
Los habitantes de las poblaciones costeras y montañosas han sido advertidos del peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra.

Según Defensa Civil, ya hay cortes del servicio eléctrico en zonas de Surigao del Norte y del Sur y Agusan del Norte, y las copiosas lluvias afectan el transito en la red de carreteras de Mindanao. Las Fuerzas Armadas tienen preparados varios destacamentos para participar en tareas de rescate o asistencia humanitaria en caso de necesidad.

El tifón más fuerte del año
El presidente del país, Benigno Aquino, remarcó el lunes en una rueda de prensa emitida por la televisión estatal la fuerza del tifón a su paso por el país y advirtió de que "el potencial destructivo de 'Bopha' no es cosa de risa. Se espera que sea el más fuerte en golpear a nuestro país este año".

Bopha, que se prevé abandone el país por el Mar de China Meridional el jueves, cerrará la temporada de tifones en Filipinas, estación que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre.
Unas 180 personas perdieron la vida en el archipiélago filipino durante el mes de agosto tras el paso de varios huracanes y depresiones tropicales que inundaron durante dos días el 60 por ciento de Manila.

Además, las inundaciones causaron más de 3 millones de afectados y tuvieron un fuerte coste económico por los destrozos en las infraestructuras y los daños a la agricultura.