viernes, noviembre 23, 2012

ALERTA SISMICA CENTRO DE CHILE

La ola de sismos de mediana intensidad en el centro de Chile alertaron al Gobierno y a expertos en sismología que este jueves se reunieron para estudiar los motivos de la alta actividad sísmica en esa zona.

OLA DE SISMOS EN EL CENTRO DE CHILE
En los últimos días, el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile reportó alrededor de medio centenar de sísmos en la costa de la región de O'Higgins, en el centro del país, lo que generó cierta inquietud en la población.

La localidad de Navidad, a 205 kilómetros al suroeste de Santiago, fue la zona más azotada por este fenómeno al registrar 35 sismos en los últimos 20 días.

Este miércoles se reportaron en esa zona 21 temblores, siendo el más fuerte de todos el que se produjo a las 18.37 hora local (21.37 GMT) que alcanzó los 6,1 grados en la escala abierta de Richter y fue seguido después por otro de 5,2 grados de magnitud.

El martes pasado también hubo 5 sismos en el mismo lugar, mientras que un día antes se registraron otros 6 movimientos telúricos más, el más fuerte de 4,8 grados de magnitud que sacudió las regiones de Valparaíso, O'Higgins y Maule.

A pesar de que estos movimientos de tierra no causaron ni víctimas ni daños materiales, el Gobierno chileno y expertos en sismología conformaron una mesa técnica para estudiar los motivos de esta fuerte actividad sísmica.

Geólogos no descartaron que en el futuro se registre un terremoto de mayor intensidad.

"No se descarta que pueda haber algún sismo de mayor intensidad, Chile es un país sísmico que ha estado expuesto a grandes terremotos a lo largo de la historia y que debemos estar preparados".

Los expertos advierten que los recientes movimientos telúricos observados en Navidad poseen características similares a los que se percibieron durante los días previos al terremoto de 7,5 grados Richter ocurrido el 3 de marzo de 1985, cuyo epicentro se registró en la misma zona.

Sin embargo, según explicó a Efe Javier Ruiz, sismólogo del departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, la hipótesis más probable es que la fuerte actividad sísmica de los últimos días se deba a réplicas tardías del terremoto de 8,8 grados Richter que se produjo el 27 de febrero de 2010 en el país austral.