miércoles, septiembre 26, 2012

SISMO DE 5,3 GRADOS SACUDE EL NORTE DE CHILE

Un sismo de 5.3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter afectó hoy a la ciudad de Calama y sus alrededores, en el norte de Chile, sin que se informara de víctimas o daños materiales.

Según el Instituto de Geofísica de la Universidad de Chile, el sísmo se sintió a las 14:45 hora local (17:55 GMT), a 29 kilómetros al noreste de esa ciudad, a mil 590 kilómetros al norte de Santiago de Chile y a 113,6 kilómetros de profundidad.
Epicentro sismo 5,3 grados, en el norte de Chile, 26 de Septiembre 2012
A las 13:12 hora local (16:12 GMT), otro temblor de 4.1 grados en la escala de Richter había estremecido también a la localidad de Calama. No se reportaron graves daños materiales.

Chile, un paso adelante en ingeniería antisísmica y medidas de protección y prevención

El 8 de noviembre, se realizará un gran simulacro de evacuación en más de 3.000 colegios de todo el país, como parte del programa 'Chile Previene', por medio del cual la Onemi ha instruido a más de dos millones de personas en los últimos dos años.

En paralelo, el organismo puso a disposición de los usuarios un curso en línea en el que no sólo se instruye a la población acerca de los sismos, sino que también sobre incendios forestales o    erupciones volcánicas.

Los medios de comunicación hacen otro tanto. Desde el terremoto de 2010 han proliferado los expertos sísmicos, aumentando exponencialmente la información geológica que se entrega en programas de televisión y noticieros, ante la buena acogida de los telespectadores.

En junio, a toda portada, fueron difundidos los alcances de una falla geológica que cruza cinco comunas de Santiago, pese a que se comprobó que ha estado inactiva por casi 10.000 años.

Pero es en el campo de la arquitectura y construcción antisísmica donde Chile parece estar más adelantado. El último sismo afectó a sólo un 0,3% de los casi 10.000 edificios en Santiago, con apenas un par de edificios colapsados, como consecuencia de la puesta en marcha de rigurosas normas de construcción y una innovadora tecnología de disipación sísmica.

"En los últimos dos terremotos importantes (1985 y 2010), el comportamiento de las estructuras ha sido bastante bueno y eso ha sido reconocido tanto por la comunidad nacional e internacional, no obstante ha habido algunos daños en algunos edificios", explicó a la AFP el ingeniero Ignacio Vidal, gerente general la empresa de desarrollo de tecnología antisísmica Sirve.

Desde al menos una década, comenzó en Chile el desarrollo de sistemas de protección sísmica para proteger a las estructuras a través de estructuras de 'aislamiento sísmico' y de 'disipación de energía'.
Ambos, explicó Vidal, buscan aislar a los edificios frente a los movimientos del suelo, reduciendo su desplazamiento a través de estructuras que concentran la energía.

Uno de los edificios emblemáticos de Santiago, el Titanium, de 55 pisos, incorporó en su construcción un sistema de disipación de energía en casi todos sus pisos. En 2010, la estructura casi no sufrió daños.

"El terremoto de 2010 mostró que el funcionamiento de estos dispositivos es espectacular. Todas las estructuras que estaban con estos sistemas funcionaron muy bien", dijo Vidal.

El desafío hoy es, junto con asegurar las estructuras, resguardar los contenidos de los edificios, para asegurar la continuidad de la operación. Además se busca masificar los sistemas a estructuras menos complejas.