domingo, agosto 12, 2012

FILIPINAS: 85 MUERTOS Y 3 MILLONES DE AFECTADOS POR INUNDACIONES

Tras varios días de caos por las fuertes lluvias que anegaron Manila y otras 15 provincias del norte de Filipinas, las autoridades de ese país prosiguen con el recuento de víctimas mortales y afectados por las graves inundaciones. 

El número de fallecidos ya asciende a 85 y los damnificados sobrepasan los 3 millones.


Las autoridades de Filipinas prosiguen con el recuento de víctimas mortales y afectados por las graves inundaciones que anegaron Manila y otras 15 provincias del norte del país, cuando el número de fallecidos ya asciende a 85 y los damnificados sobrepasan los 3 millones.

Mientras las aguas han remitido casi por completo en la capital, cuya área metropolitana llegó a estar inundada en un 60 por ciento, en varias provincias cercanas las riadas aún persisten debido al desbordamiento de varios embalses, informó el Centro Nacional de Prevención de Desastres.

El aumento de diecinueve víctimas mortales que refleja el último informe oficial, que elevan la cifra a 85, se debe a ahogamientos que se produjeron en las afueras de Manila a principios de semana, indicó Benito Ramos, jefe de Defensa Civil.

Los equipos de rescate siguen las labores de recuento de cadáveres y mantienen los trabajos de búsqueda para hallar a las ocho personas dadas por desaparecidas.

Además de la persistencia del agua en algunas zonas, la principal preocupación de las autoridades es mantener las condiciones de higiene mínimas en los 948 centros de evacuación en los que se hacinan más de 430.000 personas que tuvieron que huir de sus casas.

Las autoridades han comenzado a valorar los daños materiales causados por las riadas que, de momento, se calculan en más de 604 millones de pesos (unos 14,6 millones de dólares u 11,9 millones de euros) entre los daños producidos en las infraestructuras y los destrozos en los campos de cultivo de la zona.

El Gobierno anunció ayer que tiene disponible un fondo de 5.900 millones de pesos (unos 140 millones de dólares o 114 millones de euros) para desastres que está preparado para que los organismos nacionales atiendan las necesidades de los damnificados.

A pesar del buen tiempo de los últimos días y la disminución en el nivel de las aguas, el departamento meteorológico de Filipinas (PAGASA) advirtió hoy de que la próxima semana se esperan más lluvias y tormentas sobre las áreas del norte y centro de la isla de Luzón, que pueden acarrear nuevas inundaciones y corrimientos de tierra.