lunes, mayo 28, 2012

SIMULACRO DE TERREMOTO Y TSUNAMI EN CHILE

ULTIMAS NOTICIAS CHILE:

Un simulacro de terremoto y tsunami movilizó hoy a miles de personas en el centro de Chile, considerado uno de los países de mayor sismicidad en el planeta.

Simulacro de terremoto y tsunami en Chile, 28 de Mayo de 2012
El ejercicio evaluó la reacción de los organismos de emergencia y de la población ante un eventual sismo de 8,7 grados de intensidad, acompañado de un maremoto en las principales ciudades costeras de las regiones de Coquimbo, Valparaíso y O'Higgins.

Sin conocer aún la apreciación gubernamental, medios locales reportaron que habitantes de Valparaíso, unos 120 kilómetros al noroeste de esta capital, se quejaron de que no escucharon las sirenas de emergencia en el lugar donde se encontraban.

También se conoció que en fábricas, centros comerciales y establecimientos educacionales se impidió a los empleados y estudiantes evacuarse o se recortó el tiempo de evacuación previsto.

No obstante, el gobernador de Valparaíso, Pablo Zúñiga, calificó la experiencia de "una espléndida oportunidad de poder conocer las zonas de seguridad que están sobre los 30 metros del nivel del mar" y evaluar las tareas preventivas ante un eventual cataclismo.

Según el director del Servicio Sismológico de Chile, Sergio Barrientos, el próximo terremoto en el mediano o corto plazo puede ocurrir en el centro o norte del país.

Aunque los pronósticos apuntan a la parte septentrional del territorio nacional como la más propensa a otro megasismo, Barrientos no descartó que en la zona central pueda darse un temblor significativo, de magnitud superior a ocho grados en la escala de Richter.

En declaraciones la víspera al diario El Mercurio, el especialista situó el balneario de Pichilemu y su entorno situado en las regiones de Valparaíso y O Higgins como posible epicentro de un nuevo movimiento de características similares al terremoto de 8,8 grados Richter del 27 de febrero del 2010.

Ese punto, explicó, está aledaño al área de ruptura provocada por el cataclismo del 2010.

"Cuando ocurre una ruptura en una cierta región, la zona que está en las cercanías del evento es donde hay más probabilidades de que ocurra un terremoto en el tiempo cercano", indicó.

"Queda sometida a una tensión mayor; hay un cambio en la tensión y si ese cambio es lo suficientemente importante podría producir otro terremoto", recalcó.

Recordó en ese sentido el voluminoso número de réplicas que han tenido lugar en el centro del país en los dos últimos años, a lo que se suma una especie de "laguna sísmica" en el lugar, denominación asociada al prolongado tiempo en que no ocurre un sismo de gran magnitud.
En el caso específico de la región de Valparaíso, vecina de esta capital, no se produce uno desde 1730.