miércoles, febrero 08, 2012

LA OLA DE FRIO POLAR EN EUROPA DEJA MAS DE 500 MUERTOS EN DOS SEMANAS

ULTIMAS NOTICIAS EUROPA:
Un frío glacial acompañado de fuertes nevadas persiste en Europa, donde causó más de 500 muertos en dos semanas.

La mayoría en el Este del continente, aunque también afectaba duramente a Italia y a la región de los Balcanes.
En Polonia, el número de muertos por hipotermia se eleva ya a 74, con cinco más en apenas 24 horas, informó la policía. Y hay que sumarles unas 50 personas muertas a causa de chimeneas defectuosas, que provocaron asfixia por monóxido de carbono y varios incendios.

El frío ya provocó 24 muertos en la República Checa, 23 en Lituania, 10 en Letonia, tres en Eslovaquia y uno en Estonia.

En la madrugada del miércoles las temperaturas habían caído en Moscú a 22 grados centígrados bajo cero, aunque en la región de Iakutie, en la Siberia oriental, los termómetros indicaban 34 grados negativos.

En lo que va de año el frío provocó la muerte de por lo menos 110 adultos, de acuerdo con el Ministerio de Salud.

Los servicios de previsión meteorológica indicaron que "las temperaturas permanecerán muy bajas en la región del centro de la Rusia europea, y el frío se acentuará más en el fin de semana".

Bulgaria es uno de los países más afectados, con enormes tempestades de nieve que paralizaron literalmente todos los transportes en el nordeste y el este del país, mientras que en el sur el tránsito continuaba suspendido a raíz de las inundaciones del lunes, que dejaron ocho muertos.

Puestos fronterizos de Bulgaria con Turquía y con Rumania tuvieron que ser cerrados, así como los grandes puertos búlgaros sobre el mar Negro, en Varna y Burgas. Las autoridades decidieron que las escuelas permanecerán cerradas hasta nuevo aviso, ante la previsión de nuevas nevadas.

En la parte más occidental, Italia es el país con nevadas más espectaculares.

En Serbia, Croacia, Bosnia, Macedonia y Montenegro por lo menos 70.000 personas llevan días aisladas en aldeas recónditas a causa del cierre de rutas por el exceso de nieve.

El cierre del tráfico fluvial por el río Danubio, ante congelamiento de centenas de kilómetros, también provocó enormes trastornos en la región.

En Bosnia, donde las temperaturas cayeron a 20 grados centígrados bajo cero, más de 15.000 personas en la región de Mostar (en el sur del país) se encontraban sin energía eléctrica.

Todo el sur de Rumania se mantiene en estado de alerta ante la previsión de nuevas nevascas.
En Alemania las autoridades alertaron a la población ante la previsión de nuevas tempestades de nieve. El tráfico fluvial en el río Meno fue suspendido.

Ginebra, en Suiza, seguía tratando de resolver el caos de tráfico provocado por la ruptura de un enorme caño de desagüe a causa del exceso de hielo.