viernes, octubre 23, 2015

PREDICEN GRAN TERREMOTO EN CALIFORNIA EN LOS PROXIMOS 3 AÑOS

Un estudio elaborado por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha alertado de que existe un 99,9 por ciento de posibilidades de que se produzca un “gran terremoto“ cerca de Los Ángeles en los próximos tres años.

THE BIG ONE LOS ANGELES
Este trabajo, dirigido por la geofísica Andrea Donnellan, ha utilizado datos de GPS y radar aerotransportado para medir los cambios en la superficie de la corteza terrestre causados por un pequeño temblor que se produjo en La Habra (al norte de Los Ángeles) el pasado 28 de marzo de 2014.

Los resultados del equipo mostraron que incluso los terremotos moderados cerca de Los Ángeles pueden producir deformación del suelo y daños en la red de agua lejos de sus epicentros.

Además, el estudio de USGS advierte de que puede ser la ‘llave’ para un gran terremoto que golpeará California «de manera dramática». Concretamente, estiman que las probabilidades de que California experimente un temblor de una magnitud superior a 6 crecen hasta un porcentaje del 99,9 por ciento, y que éste se producirá en menos de tres años.

«Tenemos la suerte de que la actividad sísmica en California ha sido relativamente baja en el último siglo. Pero sabemos que las fuerzas tectónicas se están ajustando continuamente, por lo que grandes terremotos inevitable», ha señalado el director del Centro de Terremotos del Sur de California y co-autor del estudio, Tom Jordan.

El gran terremoto
Del mismo modo, los expertos advierten de que también han aumentado las posibilidades de que se produzca un megaterremoto en California de magnitud 8 o más. El conocido como el Gran Terremoto, y que se espera que tenga lugar en los próximos 30 años.

Este temblor será consecuencia, según las previsiones, de la falla de San Andrés, también en la costa oeste de Estados Unidos. De hecho, el futuro suceso natural y sus consecuencias ha sido tratado recientemente en la película ‘San Andreas’.
FALLA DE SAN ANDRES
Pero, con este último trabajo, los científicos quieren señalar que lo que puede ocurrir en la falla de San Andrés es «una amenaza real» también en otras fallas y que, en muchos casos, podría ser consecuencia de tsunamis.