martes, octubre 06, 2015

ASCIENDE A 15 LOS MUERTOS POR TIFON MUJIGAE EN EL SUR DE CHINA

El balance de víctimas mortales provocados por el tifón ‘Mujigae’ a su paso por el sur de China ha ascendido a 15, mientras que el de heridos supera los 200, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.

TIFON MUJIGAE CAUSA INUNDACIONES EN EL SUR DE CHINA
En la provincia de Cantón, al menos tres personas se ahogaron tras hundirse dos barcas de pesca, mientras que una cuarta murió a causa del derrumbe de una estructura, según las autoridades provinciales.

Asimismo, otras diez personas han fallecido a causa de los tornados provocados por el tifón en Cantón y Foshan, la capital provincial, que han dañado además numerosas casas e infraestructuras.

En la región autónoma de Guangxi Zhuang, una persona ha muerto aplastada por la caída de un árbol. La citada agencia no ha detallado en qué lugares del país se han registrado las otras cuatro muertes.

La tormenta llegó a tierra en el sur de la provincia de Cantón el domingo, provocando apagones generalizados, según los medios estatales. Los vientos han arrancado instalaciones de la red eléctrica a lo largo de la costa y amplias zonas han quedado sin electricidad, agua ni telecomunicaciones.

Las imágenes de televisión han mostrado árboles partidos por la mitad y una grúa que había caído de la parte más alta de un rascacielos en construcción. Las autoridades han alertado de que es posible que se produzcan inundaciones y deslizamientos de tierra en la provincia de Yunnan, en el suroeste del país.
15 MUERTOS POR TIFON MUJIGAE EN CHINA
El Gobierno chino ha cancelado decenas de vuelos, ha evacuado a miles de personas y casi 64.000 pesqueros han regresado al puerto en el sur, según ha informado la televisión estatal. Además, algunos trayectos de trenes de alta velocidad han sido suspendidos, entre los que se incluía una ruta que une Haikou y Sanya, en la provincia insular de Hainan.

El tifón coincide con un puente en China y varios puntos turísticos han sido cerrados. Se espera que la tormenta pierda fuerza en su camino hacia el noroeste.