domingo, febrero 08, 2015

GEOLOGOS ADVIERTEN QUE HAWAII DEBE PREPARARSE PARA UN SUPER TSUNAMI

Científicos de la Universidad de Hawai afirman que esa zona estadounidense podría enfrentar pronto un super tsunami como el que azotó a Japón en 2011.

HAWAII DEBE PREPARARSE PARA UN TSUNAMI DESTRUCTIVO
El investigador de la Universidad de Hawai, Kwok Fai Cheung, advirtió que el archipiélago de Hawai, ubicada al suroeste de Estados Unidos (EE.UU.) debe prepararse pronto para un super tsunami como el que enfrentó Japón en marzo de 2011, que dejó más de 15 mil 800 muertes y casi 4 mil desaparecidos.

La teoría de Cheung es repaldada por varios científicos. La página web de la emisora Voice of America (Voz de América), que cita al investigador de la Universidad de Hawai Rhett Butler, indicó recientemente que los desastres naturales de esta escala normalmente suceden una vez cada 500 o mil años y, de acuerdo con las recientes investigaciones en la región, hay señales de que un enorme tsunami ya barrió las islas hace 500 años.

De acuerdo con los estudiosos de los movimientos de la Tierra, en el futuro relativamente cercano un teórico terremoto de 9,3 grados formado en las islas Aleutianas en el Pacífico septentrional podría crear un super tsunami y azotar de nuevo las costas de Hawai.

Cheung relató además que él creó un modelo de computadora que simula las olas que provocaría este gran terremoto. La simulación mostró que estas podrían llegar mucho más allá de la "zona considerada segura".

Las advertencias sobre este posible super tsunami se están develando desde el pasado 2014. Los resultados de los estudios ya han llevado a las autoridades de Honolulu a revisar sus mapas de evacuación de tsunami y a incrementar la preparación de zonas seguras.

El Dato:
Una investigación publicada el pasado 3 de octubre detalló que un poderoso terremoto con epicentro en Alaska (noroeste de EE.UU.) generó imponentes olas de hasta 30 pies (9 metros) de altura que desembocaron en Hawai hace unos 500 años y dejaron tras de sí fragmentos de coral, conchas de moluscos y playa de arena gruesa.

El sismo, probablemente una magnitud 9,0, envió las poderosas olas hacia Hawai en algún momento entre 1425 y 1665.