viernes, octubre 17, 2014

PODEROSO HURACAN GONZALO CATEGORIA 3 TOCA TIERRA EN LAS BERMUDAS

El huracán Gonzalo llegó la noche del viernes con destructiva fuerza al pequeño archipiélago turístico de las Bermudas, azotado por lluvias y potentes vientos que dejaron a decenas de miles de personas a oscuras.

El ojo del huracán  Gonzalo tocó tierra en las Bermudas con vientos de 175 km por hora y ráfagas más fuertes, informó a las 00H00 GMT del sábado el Centro Nacional de Huracanes (NHC), ubicado en Miami (sureste de Estados Unidos). Gonzalo es un huracán de categoría dos de las cinco de la escala de Saffir-Simpson.

“Las Bermudas se encuentran en la parte norte del gran ojo del peligroso huracán Gonzalo”, según el NHC.

La llegada del ojo del huracán brindará un breve respiro del vendaval, pero “los destructivos vientos retornarán rápidamente una vez que el ojo se aleje hacia el norte de las Bermudas”, por lo que las personas deben permanecer refugiadas, advirtió el NHC.

Los meteorólogos estadounidenses alertaron de que Gonzalo seguirá provocando poderosos vientos, inundaciones costeras, oleaje y lluvias que podrían acumular entre 8 y 15 cm (por m2) sobre el territorio británico.

La compañía eléctrica Belco indicó al diario the Royan Gazette que casi 30,000 viviendas, prácticamente todos sus clientes, quedaron sin luz.

Antes de la llegada de Gonzalo, la capital Hamilton se transformó en una ciudad fantasma, con las personas resguardadas en sus viviendas con las ventanas selladas, mientras las escuelas y los negocios permanecían cerrados desde el jueves.

Los efectos del huracán podían seguirse en vivo en la página web www.portbermudawebcam.com, usualmente una herramienta turística para mostrar las bellas vistas de este conjunto de islas turísticas de 60,000 habitantes en el Atlántico, a unos 1.000 km de la costa estadounidense.

Tras la llegada del ojo del huracán, las cámaras dejaban ver que la lluvia y el viento se había detenido y el mar se calmaba. Pero la pausa será breve.

Las autoridades del archipiélago habían advertido que el ciclón podría resultar tan severo como el huracán Fabian, que en 2003 dejó en las Bermudas cuatro muertos y 300 millones en daños.

Gonzalo, que llegó a alcanzar en días pasados la categoría cuatro con vientos de hasta 230 km/h, se degradará rápidamente a partir del sábado, cuando llegue a aguas más frías, indicó el NHC.

Los habitantes del territorio británico inundaron el jueves las tiendas para comprar provisiones y generadores eléctricos, en previsión de que la tormenta los deje sin corriente.

Muchos botes fueron sacados del agua, mientras que un barco de la armada británica se dirigía a la isla para ayudar con los trabajos de recuperación tras el paso del huracán.

“Estoy satisfecho con los preparativos de las personas. Las Bermudas están preparadas, las personas están lo más seguro que se puede”, dijo el primer ministro de las Bermudas, Michael Dunkley, en un mensaje el viernes.

El aeropuerto internacional cesó sus operaciones desde la noche del jueves hasta por lo menos el sábado.

Gonzalo dejó a su paso por el Caribe un muerto, varios desaparecidos y destrozos.

Esta es la séptima tormenta de la temporada en el Atlántico, que se extiende entre junio y noviembre y el tercer huracán en tocar el Caribe este año.

El NHC ha señalado que esta temporada ha estado menos activa que de costumbre.