martes, septiembre 25, 2012

TORMENTA SOLAR: Decálogo educativo y preventivo para los paises de la UE

Un protocolo de actuación realizado por Protección Civil de Extremadura ha servido de ejemplo en el Congreso para pedir a la Comisión Europea que diseñe un protocolo de actuación ante una tormenta solar severa conjunto para todos los países de la UE.

TORMENTA SOLAR
La Comisión Mixta para la Unión Europea del Congreso ha aprobado este lunes por unanimidad una propuesta socialista para instar al Parlamento Europeo (PE) y a la Comisión Europea (CE) a diseñar un protocolo de actuación que garantice la distribución eléctrica y las telecomunicaciones en casos de tormentas solares.

Según ha informado el PSOE en una nota de prensa, es "conveniente" la redacción de un "catálogo educativo y preventivo conjunto para todos los países integrados en la UE" así como un protocolo de actuación ante "hipotéticas situaciones de emergencia derivadas de fallos tecnológicos producidos por fenómenos naturales de origen solar que pudiesen afectar a la generación y distribución eléctrica y a las telecomunicaciones".

Para solicitar el diseño del protocolo a Europa se ha puesto de ejemplo el texto de Protección Civil de Extremadura, 'Decálogo de buenas prácticas, tormenta solar severa: ¿cómo prevenirla?', que publicó una serie de recomendaciones o «buenas prácticas preventivas», con las que explica de manera didáctica a los ciudadanos lo que se entiende acerca del riesgo natural vinculado a una «tormenta solar severa» y cómo podría prepararse cualquier persona en caso de que alguna vez se produjese de forma inesperada y llegase a afectar a las infraestructuras españolas. El fenómeno solar del actual período de actividad, podría darse en un 1% de posibilidades, según señalan instancias europeas e internacionales.

El texto elaborado por la Dirección General de Justicia e Interior de la Junta de Extremadura y su contenido se basa en las estimaciones de los principales informes sobre esta materia recogidas en el estudio del observatorio del clima espacial y comienza por definir de manera didáctica una tormenta solar como "una variación pronunciada del campo magnético terrestre debido a que porciones de la energía solar son transferidas a nuestra magnetosfera, habitualmente en conexión a grandes llamaradas solares que emiten materia en nuestra dirección".

El diseño del protocolo serviría para prevenir fallos tecnológicos derivados de fenómenos naturales solares "como la llamada solar del siglo', prevista para el año 2012-2013". En este sentido, el diputado socialista José Segura, autor de la iniciativa, ha recordado que "Canadá sufrió un importante apagón eléctrico en el año 1989 a consecuencia de una tormenta solar".

Así, Segura ha expresado su "preocupación" por el impacto que este tipo de eventos naturales podría tener en la sociedad, que basa "por completo" su estructura tecnológica en "el suministro de electricidad y energía".

"Aunque la gran mayoría de las tormentas solares suelen ser algo común e inofensivo cuyo efecto más relevante son las auroras boreales, en singulares ocasiones pueden llegar a producir efectos de inducción electromagnética que podrían llegar a dañar las redes e infraestructuras eléctricas, sistemas tecnológicos satelitales y de GPS", ha recordado el diputado canario.

Países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda o Bélgica han desarrollado 'programas de alerta' a la población ante potenciales fallos en estas circunstancias sobre las telecomunicaciones, la energía eléctrica, los satélites y sobre la aviación.