jueves, mayo 17, 2012

TORMENTA DE RADIACION SOLAR AFECTA LAS COMUNICACIONES

Una llamarada solar de magnitud M5.1 se registró esta mañana a las 1:47 hora UTC y finalizó a las 2:14 hora UTC, lanzando  en dirección a la una nube de radiación a la Tierra, interferencias en las comunicaciones, ráfagas electromagnéticas y desató una leve tormenta de radiación que puede afectar principalmente a los astronautas, los vuelos en altura y las altas latitudes polares.
Tormenta geomagnetica 17 de Mayo de 2012
La tormenta solar de hoy fue acompañada de Eyección de Masa Coronal (CME) que afortunadamente fué dirigida principalmente hacia el planeta Mercurio y señaló una alerta por interferencias en las comunicaciones a nivel R2 (en que R1 es la alerta menor y R5 la mayor) .Esta alerta R2 significa que se producen alteraciones en las comunicaciones de alta frecuencia y en comunicaciones de baja frecuencia por breves minutos.
A las 2:53 de hoy, conjuntamente a la Tormenta solar, el Centro de Predicciones de Clima Espacial alertó que el Sol desató un gran flujo de protones en dirección a la Tierra superando los límites de seguridad provocando de esa manera lo que se conoce como una Tormenta de radiación solar que fue estimada de nivel S2 (entre S1, que es la menor y S5, que es la mayor), según el reporte de la Agencia Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos NOAA.
Los impactos potenciales fueron dirigidos a la parte iluminada de la Tierra que en ese momento estaba en el Este, y a esta hora ya se han minimizado en las latitudes bajas, pero perdurarán unas 16 horas más en las latitudes altas de los polos.
La radiación solar puede indicar un mayor riesgo biológico para los astronautas o los pasajeros y la tripulación en alta latitud, y los vuelos a gran altitud.
Además, las partículas energéticas pueden representar un mayor riesgo a todos los sistemas de satélites sensibles a los efectos de eventos individuales.
Pasadas las horas la tormenta permanece ahora en nivel S1 o menor.
A las 11 hora UTC, las partículas de radiación eran bajas en el sector iluminado de la Tierra, (color azul en la imagen) y de gran riesgo en los polos , especialmente el polo norte (color rojo, en la imagen). Según el reporte de NOAA, los niveles de radiación volverán a niveles que no signifiquen alerta en 16 horas.
Los impactos electromagnéticos fueron breves en la mañana de hoy con una intensa llamarada electromagnética que afectó principalmente las comunicaciones de radar, GPS y las comunicaciones de satélite.